18 septiembre 2011

¿Qué hacer con la masa flexible?

He estado viendo en Internet algunos trabajos en porcelana fría, y casi todo tiene aspecto infantil: muñequitos para recuerdos de bautizo, figuras para tortas, etc. Claro que de vez en cuando pienso hacerle alguna que otra cosa a mi hija de 7 años, pero no ha sido mi intención aprender a trabajar la masa flexible para hacer recuerdos de bautizo, me gustaría hacer otro tipo de cosas, cosas quizá más adultas, por no decir útiles.
Típico recuerdo de bautizo
No sé si alguien coleccione los recuerdos de los bautizos y las comuniones, seguramente sí, hay de todo. Yo particularmente pongo en práctica el principio del minimalismo: “menos es mas”: mientras menos decoración tenga en la casa mejor. Prefiero una sola cosa bastante sobria y llamativa a una estantería llena de pequeños adornos cubiertos por una gruesa capa de polvo… y ni hablar de figuritas infantiles de recuerdos de bautizos y comuniones, no tengo ni una. No solo porque no acostumbro asistir a estos eventos, es que realmente no me gusta abarrotarme de cosas, además, decorar la sala de la casa con este tipo de figuritas me parece de dudoso gusto, con todo respeto.


Viendo aún más en Internet, encontré bisutería en masa flexible, y aunque hay algunas cosas realmente espantosas, hay otras geniales. Son prendas artesanales que pueden quedar muy bien en una mujer adulta; me llamó mucho la atención las Murrinas, con ellas se pueden lograr cosas extraordinarias.
Murrinas para hacer bisutería.
Las murrinas son cilindros que se cortan para hacer cuentas de collares, pulseras, etc. Lo malo es que en la mayoría de los tutoriales de Youtube para hacer murrinas no usan porcelana fría sino arcilla polimérica, la cual debe hornearse para que seque y seguramente debe tener otra textura.
Sin embargo, ya creo que he captado el concepto, y pienso hacer mis pruebas. Obviamente no es joyería fina, son prendas rústicas y artesanales, ideales para usar con jeans y camisetas básicas. A mi me vendrían muy bien ya que solo me quito mis jeans y mis zapatos deportivos cuando voy a una fiesta; afortunadamente mi trabajo no me obliga a usar ropa “de vestir” ya que no hacemos ningún tipo de relaciones públicas y podemos vestir cómodos, aunque admito que algunas veces rayo en el desaliño crónico.
El tipo de prendas que pienso hacer son para usar informalmente, en mi caso me servirán para ir a trabajar, y si me salen bien, las puedo regalar a amigas siempre y cuando cuadren con su estilo.
Como dije al principio, puede que de vez en cuando haga cosas para niñas, pueden ser pulseritas, apliques para colocar en el cabello, etc. Pero no, no pienso hacer los clásicos muñequitos en masa flexible con ojos diminutos y caras regordetas, de eso ya hay mucho y realmente no me gusta.